La tecnología y la pedagogía pueden ayudar a ser los “profesores 10 de autoescuelas”

Hablamos con Mar Cogollos, directora de la Asociación por la prevención de accidentes de tráfico (AESLEME), que comparte con We2Drive su visión acerca de cómo reducir los índices de siniestralidad y nos da su opinión sobre el papel que juegan las nuevas tecnologías en el sector.

-¿Qué medidas tomaría para reducir la siniestralidad y las víctimas en carretera?

-Lo fundamental es sensibilizar a la población, y para ello necesitamos educar en los colegios, en valores y en cambios de actitud, hacer que conozcan los riesgos y las consecuencias que tienen los comportamientos erróneos, para que cuando acudan a la autoescuela y se enfrenten a sacarse el carnet de conducir sean mejores personas, mantengan actitudes adecuadas.
Asimismo, el profesor debe también incidir más en las aptitudes del alumno, para enseñarle a mejorar en la toma de decisiones durante la conducción. Para ello, es necesario que la figura del profesor esté presente. Es decir, para formar a alguien no sirve solo con explicar únicamente los riesgos, que es necesario ponerse el cinturón, que la velocidad mata y que el alcohol es malo, sino que hay que explicar el por qué de las cosas, como por qué a cierta velocidad te puedes matar, aunque tengas un coche muy bueno, por qué con determinada tasa de alcohol existe una mayor probabilidad de sufrir un accidente. Todo esto es necesario para que llegue el mensaje y cambie la manera de conducir. Es necesario contar bien las cosas y su porqué. Por otro lado, todos necesitamos reciclaje y poner nuestros conocimientos al día. Con una buena educación y formación se pueden conseguir muchas cosas, pero hay que saber llegar al público objetivo que, en este caso, es el joven.

-¿Qué mensaje daría a los jóvenes que buscan una autoescuela para sacarse el carnet de conducir?

-Una de las decisiones más importantes que va a tomar en su vida, va a ser la adquisición de un vehículo, para cuya conducción va a necesitar tener una serie de actitudes, porque el vehículo te lleva a los sitios, pero si no tienes ni las aptitudes ni las actitudes correctas ese vehículo puede hacer que un día no llegues a casa, al trabajo, y que no disfrutes de tus amigos o de tu pareja. Por eso, no hay que centrarse en lo que cuesta el carnet de conducir, sino en buscar la mejor autoescuela y acudir al mayor número de clases posible hasta que se sienta seguro para que ante cualquier situación de riesgo se tome siempre la decisión acertada.
Creo que la tecnología y la pedagogía pueden ayudar a que los profesores sigan mejorando y mejorando para ser los “profesores 10 de autoescuelas”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.