“Se debe buscar la formación de calidad que nos ayudará a tener un mejor conocimiento”

Rubén Castro, presidente de la Unión Empresarial de Autoescuelas de Asturias, hace un repaso de la actualidad en la formación de las autoescuelas, el futuro del coche autónomo y la necesidad de fomentar la información y la formación para reducir los índices de siniestralidad en carretera.

-¿Cuál es su punto de vista sobre la calidad en la formación a la hora de elegir una escuela de conductores?

-Creo que la gente se fija mucho en el aspecto publicitario. Sobre todo, hay dos tipos de clientes: el que vive en ciudades pequeñas, donde el boca a boca sirve mucho, y el que vive en grandes ciudades, donde se busca más la cercanía. Es cierto que no solo hay que basarse en la cercanía (que a veces incluye cercanía y oferta), sino que hay que buscar también qué tipo de formación se va a impartir en ese lugar, si esa formación está reglada en contenidos, si es una formación teórica con formación presencial en el aula y con profesores preparados para ello, si la formación práctica va a estar perfectamente controlada y reglada, o si lo que se busca es un tipo de formación para la obtención del permiso que se base en la rapidez. Este último caso hay que desecharlo, ya que se debe buscar la formación de calidad que nos ayudará a tener un mejor conocimiento y una solución a nuestros intereses, tanto desde e punto de vista de la seguridad y de la calidad.

-¿Cómo se puede saber si una autoescuela es “buena” o no?

-Para considerar si una autoescuela es buena o no, creo que la mejor situación que se puede dar es que se tengan referencias. Pero cuando no tienes referencias, es muy difícil que a simple vista puedas considerar si una autoescuela es buena o mala. Por lo que, es verdad que el primer foco que muestra la calidad de esa escuela es la persona que te atiende y te da la información necesaria para que optes a tu permiso de conducción, lo que va ligado al aspecto de la oferta económica. Y es que, la persona que está al frente de esa escuela es la que, si no tienes referencias, podrá convencerte explicando los argumentos que tiene la autoescuela, contándote todo el proceso que vas a hacer para obtener el permiso en las mejores condiciones posible.

-¿Qué consejo daría para reducir las víctimas en carretera?

-Creo que depende de toda la sociedad en su conjunto. Desde las asociaciones, las escuelas, pasando por la familia, la sociedad en general, las organizaciones no gubernamentales, la Administración y las escuelas de conductores. Todos tenemos que fomentar que la formación y la información de los conductores. sean las mejores posibles, porque a lo largo de la vida, un individuo no debe perder la oportunidad de formarse e informarse respecto a la seguridad vial. Y es que, desde que somos peatones en la fase de niños, adolescentes y jóvenes, hasta que somos conductores (y luego de nuevo peatones en la fase de mayores o ancianos), todo debe tener una continuidad con información y formación clara, que es la parte que nos toca a nosotros en las escuelas de conductores y a los colegios, por eso la continuidad de la formación es importante, ya que es la fórmula con la que, entre todos, podremos lograr el objetivo “0 víctimas” que nos proponemos en la sociedad general en España.

-¿Qué consejo daría a las autoescuelas para adaptarse alas nuevas tecnologías?

-Hay un problema que estamos teniendo en el sector de las autoescuelas, y es el cambio. Pero no es un problema actual, se han producido cambios también en otros momentos y tuvimos los mismos problemas. Es cierto que estamos ante un modelo formativo que requiere de una presencia en el aula física por parte del formador y del alumno, pero en algún momento ese modelo formativo podrá ir cambiando, y en ese momento habrá que inculcar a los alumnos que esa nueva situación les va a venir bien. Es cierto que “chocamos” un poco con el proceso de la Administración, porque cuando invitamos a los alumnos a usar nuevas tecnologías a veces es la Administración la que no lo permite, pero nuestra labor como formadores es insistir a los alumnos en que se familiaricen con las nuevas tecnologías para que su conducción en la vida real sea la mas adecuada, esto es, con formulas nuevas en vías online en la parte teórica y ayudas a la conducción en la parte práctica.

-¿Cómo ve el coche autónomo?

-Lo tenemos a la vuelta de la esquina. Es algo que va a llegar y como formador querría que me dejaran utilizar todos los niveles de automatismos de un vehículo en las distintas fases con mis alumnos para que, en el futuro, cuando sean conductores, estén acostumbrados a esos automatismos no suceda como ha ocurrido con otros modelos (como, por ejemplo, con las glorietas u otros modelos, que algunos conductores no conocían ciertas normas para circular por ellas). Creo que necesitamos empezar a enseñar a nuestros alumnos en esos automatismos para no llevarnos sorpresas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.